// 21.04.2016 - 31.05.2016 / Sala EL CUB

Alicante se rueda


“Alicante se rueda” se ha concebido como una exposición que quiere dar a conocer, a través de una gran variedad de documentos, imágenes y objetos, la múltiple presencia que el cine ha tenido en la ciudad de Alicante y su provincia a lo largo de los años. Desde que en 1902 el aficionado al cine Luis Rodes Lamaignère presentara a los espectadores del Salón Novedades, en la Rambla de Méndez Núñez de Alicante, varias tomas cinematográficas rodadas en la franja litoral de las comarcas del Baix Vinalopó y de La Vega Baja, hasta la Ciudad de la Luz como símbolo y realidad de la presencia de la industria cinematográfica en nuestra tierra, Alicante ha servido de localización para un ingente número de producciones nacionales e internacionales. En la mayoría de los largometrajes, estos escenarios sirvieron como lugares suplantados que simulaban las calles de Buenos Aires, los desiertos de Nuevo México, la selva de Sudán o los tugurios de Casablanca. Otras veces, bastante menos frecuentes, aquellos escenarios ofrecían un cierto paisaje de mediterraneidad local.

La exposición está estructurada en diferentes apartados. El primero está dedicado a los rodajes de películas en Alicante, con fotografías que van desde “El héroe de Cascorro” (1929) con escenas filmadas en el Palmeral de Elche, hasta imágenes más recientes como la de Fernando Trueba dirigiendo el rodaje de escenas de “Two much” (1995) en la playa de El Campello. Junto a la muestra de fotografías se ha reunido una interesante selección de carteles y programas de mano que permite al espectador hacer un recorrido a través de ese gran número de películas que, en mayor en menor medida, han tenido a Alicante y su provincia como escenario de rodaje.

El siguiente apartado ofrece una visión histórica de la exhibición cinematográfica en la ciudad de Alicante a través de planos arquitectónicos históricos de algunos de las que fueron sus salas de cine más importantes. Para completar esta visión se muestra una serie de fotografías de fachadas e interiores de estos cines, a la vez que se han colgado unas marquesinas que, a modo de inmensos cartelones, se colocaban a la entrada de los cines como llamativos reclamos visuales de los estrenos cinematográficos.

Al Festival de l’Alfàs del Pí se dedica un espacio propio, un referente fundamental de la cultura cinematográfica de nuestra provincia desde hace más de veinticinco años. Carteles, fotografías y otros materiales componen la variada documentación que ocupa este apartado de la exposición. También se ha preparado unas vitrinas que recogen documentos inéditos sobre el director de cine aragonés Florián Rey quien pasó sus últimos años de vida en Alicante hasta su fallecimiento en 1962, donde sus restos descansan en una fosa común del cementerio municipal. Por último, la exposición se completa con una selecta muestra de vinilos de bandas sonoras cinematográficas, muchas de ellas de largometrajes rodados en Alicante, y con las que se ha confeccionado el hilo musical que ambienta la Sala el CUB.

Los objetos de la exposición provienen en su mayoría de los fondos de la colección privada del empresario de cine Paco Huesca donados al Centro Cultural Las Cigarreras y al Archivo Municipal de Alicante. Los materiales relacionados con el Festival de Cine de L’Alfàs del Pí han sido cedidos por el ayuntamiento de esta localidad alicantina, mientras que los documentos del homenaje a Florián Rey han sido aportados por José María Pemán, estudioso del cineasta aragonés y director del Festival de Cine de La Almúnia. A la Fonoteca Virtual de la Universidad de Alicante pertenecen el grueso de los vinilos de bandas sonoras.

Volver