Con Nombres de Mujer

Científicas en el campo de la inmunología y las vacunas

El siglo XX fue rotulado por David Napier como “The Age of Immunology”, una etapa trascendental en la historia de la medicina contemporánea en la que se unen dos de los rasgos más significativos del siglo XX: la batalla, en gran medida ganada, frente a las enfermedades infecciosas; y, la elaboración teorética y el estudio científico de una nueva función del organismo: la inmunidad. Una nueva visión que se consideraba que subordinaba todos los procesos orgánicos con un propósito común: el defensivo. Si a lo largo del Mediterráneo los lazaretos simbolizaron, hasta los inicios del siglo XX, la línea defensiva de la Europa Occidental frente a las epidemias que venían de Oriente; la contemporaneidad supuso una transformación cualitativa del antiguo orden. La barrera defensiva ya no era una frontera geográfica u otro tipo de barrera. A partir de esta nueva etapa, las personas constituían por sí mismas la primera línea de defensa.

El descubrimiento de los atributos defensivos del organismo ha sido, desde el siglo pasado, objeto de análisis científico, básico y aplicado. Se considera que incluso modificó en gran medida el propio lenguaje de la medicina, conformando a partir de este momento un campo de referencia obligada en el diagnóstico, la prevención y la actividad terapéutica.

El objetivo de esta exposición virtual es reconstruir algunas de las aportaciones que, en el área de la inmunología básica o de sus aplicaciones, en especial, en el desarrollo de las vacunas, fueron protagonizadas por mujeres a partir de las primeras décadas del siglo XX, cuando se inició la institucionalización de este importante campo de investigación científica y de la salud pública. Consideramos que, en el contexto actual de pandemia por el virus SARS-CoV-2, resulta especialmente relevante dar visibilidad a la importante contribución realizada por investigadoras de diferentes disciplinas en el ámbito de la inmunología, en general, y su aplicación en las vacunas, en particular. Como un ejemplo paradigmático, en una de las más activas sociedades científicas como la AAI (American Association of Immunologists), desde sus inicios en 1913 hasta 1958, las mujeres solo representaban el 10% de todos sus miembros.

La exposición virtual consta de dos grandes secciones. En la primera, nos referiremos a mujeres científicas que han marcado un hito significativo en el campo de la inmunología básica y experimental y a sus aplicaciones para la salud pública (vacunas) y el entorno clínico y terapéutico. El segundo bloque está consagrado a presentar algunas de las protagonistas de dichos campos en el entorno español.

Autoría y agradecimientos: A Rosa María Ballester Añón, Catedrática de Historia de Ciencia y Premio de Igualdad por la Universidad de Alicante (2019), por la redacción de la presentación de esta exposición virtual. Tanto ella como José Miguel Sempere, Catedrático de Inmunología y Director del Departamento Biotecnología de la Universidad de Alicante, realizaron la selección y desarrollo de las biografías que se presentan en la Exposición.

Descargar publicación

WINIFRED ASHBY

(1879–1975)


Doctora en Medicina (UK). Winifred M. Ashby dejó su huella en la inmunología por su tesis doctoral, en la que desarrolló una técnica para determinar la vida media de los glóbulos rojos en humanos, que posteriormente llevaría su nombre. La técnica Ashby (o método Ashby) fue un paso importante para aumentar la eficacia de las transfusiones de sangre y el tratamiento de la anemia crónica, además de salvar innumerables vidas durante la Segunda Guerra Mundial. Fue el principal método para evaluar el almacenamiento y el envío de la sangre para las transfusiones que se necesitaban durante la contienda. En 1924, aceptó un puesto como inmunóloga en el Hospital St. Elizabeths de Washington, D.C., donde supervisó los laboratorios de serología y bacteriología hasta su jubilación en 1949. Aunque su investigación se centró inicialmente en la inmunología, la patología y la hematología, más adelante también estudió la química de las enzimas del cerebro y del sistema nervioso central, especialmente la anhidrasa carbónica y los patrones de distribución de las enzimas en las funciones cerebrales. Tras su jubilación, permaneció en St. Elizabeths como investigadora invitada hasta 1958.


© 2021 MUA. Museo de la Universidad de Alicante · Todos los derechos reservados · Info Legal · Contacto · +34 965 90 93 87
Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Extensión Universitaria · www.veu.ua.es