Collages poéticos a Mario Benedetti

Primer centenario del nacimiento de Mario Benedetti (1920-2009)
El MUA (Museo de la Universidad de Alicante) y el CeMaB (Centro de Estudios Literarios Iberoamericanos Mario Benedetti) se unen para conmemorar el centenario del nacimiento de Mario Benedetti (1920-2009) con la organización del Concurso “Collages Poéticos a Mario Benedetti”, una iniciativa dirigida a toda la comunidad universitaria de la UA. El éxito de participación, con más de 120 trabajos presentados, nos impulsa en una doble dirección: dar la visibilidad que se merece a las 30 propuestas seleccionadas a través de esta exposición online y la edición de un catálogo en papel que reforzará el afectuoso y sincero homenaje de nuestra universidad al poeta uruguayo. Los vínculos de Benedetti con UA fueron muy estrechos y tuvieron como momentos clave su nombramiento como doctor honoris causa (1997), la donación de su biblioteca personal madrileña al CeMaB (2006) y sus visitas habituales al campus.

Esta exposición pone en evidencia que una obra puede ser el detonante de otras, que la poesía se hace arte y viceversa. Destaca en ella el carácter didáctico, al recoger no solamente las obras en su dimensión visual, sino también su explicación, fuentes de inspiración y el significado que posee para sus creadores y creadoras.

Una muestra de la creatividad y el talento de nuestra comunidad universitaria y una demostración de que el legado de Benedetti no tiene edad ni caducidad, que permanece vivo desde todas las orillas del tiempo.

El collage está basado en la vida y obra de Mario Benedetti: mostrándose así uno de sus poemas pero también un escrito sobre el exilio. El exilio fue un aspecto de su vida marcado, así como su pasión por el fútbol de Uruguay, su labor periodística, Montevideo, etc.

S/T

Raquel Plaza González

Estudiante del Máster de Profesorado de Educación Secundaria en la especialidad de Dibujo UA
Alicante, residente en Albacete


NO TE SALVES

    No te quedes inmóvil        
    al borde del camino        
    no congeles el júbilo        
    no quieras con desgana        
    no te salves ahora        
    ni nunca        
    
no te salves
       
    no te llenes de calma        
    no reserves del mundo        
    sólo un rincón tranquilo        
    no dejes caer los párpados        
    pesados como juicios        
    no te quedes sin labios        
    no te duermas sin sueño        
    no te pienses sin sangre        
    no te juzgues sin tiempo       

    pero si        
    
pese a todo no puedes evitarlo
       
    y congelas el júbilo        
    y quieres con desgana        
    y te salvas ahora        
    y te llenas de calma        
    y reservas del mundo        
    sólo un rincón tranquilo        
    y dejas caer los párpados        
    pesados como juicios        
    y te secas sin labios        
    y te duermes sin sueño        
    y te piensas sin sangre        
    y te juzgas sin tiempo        
    y te quedas inmóvil        
    al borde del camino        
    y te salvas        
    
entonces
       
    no te quedes conmigo.


MI EXILIO

“Después de todo, mi exilio es mío. No todos tienen un exilio propio. A mí quisieron encajarme uno ajeno. Vano intento. Lo convertí en mío. ¿Cómo fue? Eso no importa. No es un secreto ni una revelación. Yo diría que hay que empezar a apoderarse de las calles. De las esquinas. Del cielo. De los cafés. Del sol y, lo que es más importante, de la sombra. Cuando uno llega a percibir que una calle no le es extranjera, sólo entonces la calle deja de mirarlo a uno como a un extranjero. Y así con todo.”


© 2021 MUA. Museo de la Universidad de Alicante · Todos los derechos reservados · Info Legal · Contacto · +34 965 90 93 87
Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Extensión Universitaria · www.veu.ua.es