Collages poéticos a Mario Benedetti

Primer centenario del nacimiento de Mario Benedetti (1920-2009)
El MUA (Museo de la Universidad de Alicante) y el CeMaB (Centro de Estudios Literarios Iberoamericanos Mario Benedetti) se unen para conmemorar el centenario del nacimiento de Mario Benedetti (1920-2009) con la organización del Concurso “Collages Poéticos a Mario Benedetti”, una iniciativa dirigida a toda la comunidad universitaria de la UA. El éxito de participación, con más de 120 trabajos presentados, nos impulsa en una doble dirección: dar la visibilidad que se merece a las 30 propuestas seleccionadas a través de esta exposición online y la edición de un catálogo en papel que reforzará el afectuoso y sincero homenaje de nuestra universidad al poeta uruguayo. Los vínculos de Benedetti con UA fueron muy estrechos y tuvieron como momentos clave su nombramiento como doctor honoris causa (1997), la donación de su biblioteca personal madrileña al CeMaB (2006) y sus visitas habituales al campus.

Esta exposición pone en evidencia que una obra puede ser el detonante de otras, que la poesía se hace arte y viceversa. Destaca en ella el carácter didáctico, al recoger no solamente las obras en su dimensión visual, sino también su explicación, fuentes de inspiración y el significado que posee para sus creadores y creadoras.

Una muestra de la creatividad y el talento de nuestra comunidad universitaria y una demostración de que el legado de Benedetti no tiene edad ni caducidad, que permanece vivo desde todas las orillas del tiempo.

En un verso de Mario Benedetti, se resume la naturaleza humana, el interminable frente abierto dentro de cada persona, la incesante lucha entre mente y corazón. Con el corazón en la mano supo convertir los sentimientos en palabras, las palabras en poesía, y la poesía en esperanza, gracias por ese corazón inmenso.

S/T

Kevin Andrés Oña Córdova

Estudiante del Grado en Derecho UA
San Blas-Quito-Pichincha (Ecuador)


LA GENTE QUE ME GUSTA

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.

Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite huir de los consejos sensatos dejando las soluciones en manos de nuestro padre Dios. Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día, las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de sí, agradecido de estar vivo, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme.

La gente que tiene tacto.

Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.

A estos los llamo mis amigos.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor.

La gente que nunca deja de ser aniñada.

Me gusta la gente que con su energía, contagia.

Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera.

Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

La gente que lucha contra adversidades.

Me gusta la gente que busca soluciones.

Me gusta la gente que piensa y medita internamente. La gente que valora a sus semejantes no por un estereotipo social ni cómo lucen. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen.

Me gusta la gente que tiene personalidad.

Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la fe, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE.

Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mí, me doy por bien retribuido.


© 2021 MUA. Museo de la Universidad de Alicante · Todos los derechos reservados · Info Legal · Contacto · +34 965 90 93 87
Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Extensión Universitaria · www.veu.ua.es